Samsung le apuesta a MRAM, una costosa pero ecológica tecnología

Grandis en una compañía californiana que fabrica tecnología MRAM (magnetic random access memory) y que adquirió Samsung con  la idea de desarrollar a largo plazo lo que creen que es el futuro de las memorias, que llegarían con nuevos materiales y con características superiores y preparadas para lo que son los requerimientos del futuro mercado.

Grandis ahora parte de Samsung electronis tiene en su nómina no más de 25 empleados y aunque es una empresa joven en el  pasado por un acuerdo, desarrollo con Hynix Semiconductor,  produjo sus primeros chips de  54 nanómetros y se estima que Grandis ampliará la tecnología hasta los 20nm e incluso más pequeños durante los próximos cinco años.

Como siempre el producir tecnología ecológica en el momento tiene un precio, y este es un caso de esos pues producir tecnología MRAM es costosa, más si se hace en masa pero ahora con la llegada de Samsung esperanza el mundo verde.